¿Tu empresa tiene un plan B?

Plan_contingencia_emprendedores

Cuando elaboramos un plan de empresa, como bien se dice en el mundo de emprendedores, el papel lo aguanta todo. Definimos unos objetivos, concretamos unas inversiones y estimamos unas ventas más o menos reales. La cuestión es, qué pasa si a medida que vamos avanzando y cumpliendo los planes tácticos no vamos alcanzando los objetivos previstos.

Esto no pasa sólo en empresas de reciente creación. Todos los años las organizaciones deben elaborar su planificación anual a nivel corporativo y departamental, redefiniendo en cada uno de los casos los objetivos marcados en el año anterior. En este tipo de empresas que ya llevan varios años operando en el mercado, lo primero es, como no puede ser de otra forma, analizar las desviaciones pasadas entre los objetivos previstos y los resultados alcanzados.

En ambos casos, para evitar que determinadas situaciones, internas o externas, alteren la planificación de la empresa , es necesario establecer un plan de contingencia para cada uno de los posibles escenarios a los que la organización se puede enfrentar. Estos escenarios no tienen porque ser adversos. Imaginad el caso de una empresa que se lanza al mercado con unas previsiones de venta “x”, y en los tres primeros meses consigue duplicar sus estimaciones. Esa empresa debe tener un plan
B porque, entre otras cosas, su capacidad productiva no será suficiente para satisfacer esos niveles de demanda.

Por tanto, los planes de contingencia no son más que pequeñas planificaciones ad hoc para escenarios concretos que pueden alterar la estrategia anual de la empresa. Para una organización son “planes B” que le permiten evitar encontrarse sin rumbo y desconcertada cuando ocurren determinados acontecimientos.

¿Y tu empresa?¿Tiene algún Plan B?

Fuente Imagen | La Creativiland

Tags: , , , ,

Leave a Reply