6 errores que te harán perder clientes

Errores_perder_clientes

En los tiempos que corren las empresas no están para perder clientes, todo lo contrario, la estrategia no debe centrarse en la captación de nuevos consumidores sino en la retención de la cartera de clientes actual de la empresa.

Antes de seguir profundizando con este artículo nos gustaría aclarar que con hacer todo lo posible para no perder un cliente no defendemos que la empresas sucumba a todas sus peticiones. Cada empresa tiene sus propias políticas, dentro de las cuales puede ser más o menos flexible para adaptarse lo máximo posible, si le interesa, a cada cliente. En el caso de poder llegar a un acuerdo entre ambas partes, realmente no habremos perdido un cliente, simplemente “no era un cliente para nuestra empresa”.

Pues bien, aunque hay muchos errores por los que se terminan perdiendo clientes en las empresas, hemos señalado estos seis porque nos parecen los más sencillos de subsanar. Seguro que cuidando un poco más estos pequeños detalles retendréis mejor nuevos contactos y la cartera de cleintes actual de vuestro negocio.

1. Desatender las vías de comunicación con la empresa

Responder ágilmente a las peticiones que los clientes hacen por los puntos de contacto que la empresa tiene abiertos, tanto offline como online, es lo más esencial. Un cliente intentará contactar con nosotros una, dos o tres veces a lo sumo, si no le respondemos nos borrará de su agenda de contactos. En primer lugar porque no ha logrado comunicarse con nosotros, y en segundo lugar porque esa falta de atención la transmitirá negativamente a nuestra profesionalidad. Hay que responder siempre, no dejemos pasar oportunidades.

2. Falta de flexibilidad

Lo hemos comentado al principio del artículo. Una empresa debe ser fiel a sus políticas, pero por ello no puede dejar de adaptarse a las necesidades de sus clientes. Los clientes suelen tener pequeños requerimientos especiales, que si somos capaces de tener en cuenta y asumir, nos llevarán a retenerlos.

3. Retrasarse en la entrega del presupuesto

Seguro que en alguna ocasión habéis pedido un presupuesto con urgencia o con una fecha de finalización y la empresa a la que se lo habéis pedido no ha cumplido con los plazos. Hay profesionales que siempre piden los presupuestos de manera urgente, lo hacen para cubrirse las espaldas en tiempo, pero en otras ocasiones es verdad que si no somos capaces de pasar el presupuesto en la fecha establecida nos quedamos fuera de ese trabajo. Hay que entregar las propuestas a tiempo.

4. No tener un precio claro

Si cada vez que un cliente nos pide una propuesta le estamos cambiando los precios, no le estamos dando facilidades para que sea ágil con nuestros servicios. Siempre tendrá la necesidad de preguntar antes cuál es nuestro precio. Tenemos que dejar claro cuáles son los precios de nuestros productos / servicios. Hay que ser transparentes.

5. Incumplir plazos

En el punto 3 hemos hablado del retraso en la entrega del presupuesto. En este punto nos referimos a pactar con el cliente que tendríamos el trabajo para una fecha determinada y no cumplir ese plazo. Tenemos que cumplir nuestra palabra y generar confianza. Probablemente nuestro retraso ocasione problemas a al cliente.

6. No hacer seguimiento

Hay clientes con los que trabajamos más a menudo, pero hay otros, sin embargo, con los que sólo hemos hecho algún trabajo puntual. Quizás ese cliente quedó satisfecho con nuestros servicios pero posee otros proveedores más usuales. Hay que hacerse un hueco entre ellos. Ir posicionándonos entre sus proveedores de confianza para que aumenten sus facturación en nuestra empresa.

Seguro que alguna vez has cometido alguno de estos errores. ¿Llegaste a perder el cliente?

Tags: , , , , ,

Leave a Reply