¿Cómo elegir el curso de inglés que funcione para ti?

Lo has intentado mil veces pero no hay manera de aprender inglés de una vez. Al principio todos los cursos están bien pero a medida que vas avanzando llegan las decepciones, las excusas de no ir a clase, pereza..¿Os suena, no?

Y es que, digámoslo claro, es muy difícil aprender un idioma extranjero en tu propio país, sin el estrés de que no te entiendan, sin una total inmersión en el ambiente. Se requiere mucha disciplina, enorme esfuerzo y una total autodeterminación de que de verdad quieres aprender el idioma. Y más, tratándose de un país como el nuestro donde utilizamos la segunda lengua más hablada en el mundo. ¿Para qué nos vamos a esforzar a aprender otro idioma cuando en el mío ya me entienden perfectamente?

Bueno, hay mucha gente que a pesar de todo esto está decidida a aprender el idioma de Shakespeare. ¿Cómo elegir entonces el método que mejor se adapte a ti? ¿Qué es lo mejor, ir a una academia o contratar un profesor particular? El plus de la academia es, por un lado, el precio más económico y por otro, el filtro de calidad con el que seleccionan a sus profesores. Las desventajas: una enseñanza menos personalizada debido al número de alumnos en la clase. Si optas por un profesor particular, tendrás un aprendizaje exclusivamente dirigido a ti pero lo pagarás más caro. Existen también otras opciones como las clases online, los cursos al extranjero, etc.

Nosotros te proponemos una interesante iniciativa que desde hace tiempo está llenando las calles de Madrid con angloparlantes. Se llama “A day in the city” y consiste en una inmersión de un día entero en donde el alumno junto con un profesor nativo recorre las calles de la ciudad, realizando en inglés actividades relacionadas con la vida cotidiana. Es cómo sí en lugar de Madrid, nos hubiésemos trasladado por un día a Nueva York, por ejemplo, y tuviésemos que socializar con otras personas allí, movernos por la ciudad, pedir comida, etc. La jornada dura 9 horas incluyendo las primeras 2 horas que se desarrollan en un aula. Los establecimientos están especialmente elegidos para que no se nos ocurra pedir la cerveza en castellano. Los profesores son nativos y durante este día no les escucharás hablar en otro idioma que no sea inglés. ¿Suena intrigante, no? Y es que si quieres aprender inglés, hay que hacerlo hablando. Y sobre todo, echarle muchas, muchas ganas e imaginación. Clica aquí si quieres más información sobre este curso. Y si quieres aprender inglés con películas, entonces clica aquí.
Pruébalos y nos contarás!

Good Luck!

Leave a Reply