Convertirse en freelance: 3 consejos

Freelance

Estamos convencidos que todos tenemos algún valor, en algunas personas aún sin descubrir, que puede resultar interesante para otras personas, y por tanto, susceptible de convertirse en una actividad comercial. Actualmente son muchas las personas que están optando por emprender y convertirse en freelance. Para ello, previamente, han tenido que realizar ese pequeño análisis interno de sus capacidades y cualidades, para conocer qué pueden ofrecer a otras personas. ¿Has realizado ese análisis? Consultoría, programación, diseño… ¿Qué puedes ofrecer tú?

Para todos aquellos que estéis en ese momento de incertidumbre debatiendo sobre la decisión de emprender o no, además de apoyaros a dar ese paso adelante hacia el autoempleo y convertiros en freelance, os ofrecemos tres consejos que os ayudarán en la primera etapa de la aventura emprendedora.

Imprescindible disfrutar del trabajo

Cuando empieces a buscar entre tus capacidades y cualidades cuál de ellas explotar como actividad comercial, antes de elegir alguna, puntúa cada una en función de dos criterios. El primero de ellos es el grado de éxito que puedes alcanzar con esa capacidad / cualidad en el mercado. ¿Podrás generar negocio explotándola?. El segundo criterio es totalmente subjetivo, pero de imprescindible valoración. ¿Vas a ser feliz trabajando como freelance en esa actividad?. Entre todas las capacidad / cualidades elige aquella que haya obtenido una puntuación media más alta.

Tu trabajo tiene un precio. No es gratis.

Desde el primer momento en el que te conviertes en freelance tienes que tener muy claro que tu trabajo tiene un precio. Tienes que aprender a rentabilizar tu tiempo. Dedicar más horas a aquellos productos más rentables, menos tiempo a los productos con menos margen e incluso prescindir de proyectos cuya rentabilidad sea dudosa. Recuerda, para tus amigos también tienes que tener un precio. Tu trabajo no es gratis.

Planificación y organización. Dos palabras que nos puedes olvidar

En la actividad del freelance hay periodos, en ocasiones, de excesivo trabajo, y otros donde los proyectos brillan por su ausencia hasta tal punto en el que aparece esa incertidumbre e inestabilidad típica de los comienzos de la aventura emprendedora. Ante todo calma. Hay que intentar bascular, en la medida de lo posible, la actividad para que en todo momento estemos activos. Para ello es necesario una adecuada planificación y organización del tiempo de trabajo, los proyectos y el tiempo de ocio. Es fundamental saber desconectar y disfrutar también de la vida personal. No lo olvides.

Fuente: Basekit

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

Leave a Reply