Emprender es Aprender VII: Productividad (Parte II)

Productividad_superacion

Hace dos semanas veíamos cómo ser más productivos, y organizar mejor nuestro tiempo y tareas, pero ¿Qué pasa si los resultados siguen sin llegar? ¡Ajá! Pregúntese:

– ¿Estoy haciendo las tareas más productivas? Es decir, ¿estoy superando el estrés y la postergación y de verdad me estoy comprometiendo con mi negocio? Es muy importante afrontar las tareas de forma positiva y con flexibilidad.

– ¿Estoy haciendo lo mejor que podría estas tareas o necesito formarme? Podemos tener muy buenas intenciones, pero hay cosas que tenemos que saber si queremos realizar ciertas tareas, como vender, llevar la contabilidad o tratar con las personas.

– ¿Necesito incluir nuevas tareas? Quizá tengamos que replantearnos nuestra acción, pararnos y evaluar lo que estamos haciendo para poder mejorar, aprender y continuar.

– Y la más importante, ¿Tengo claros mis objetivos? Mucha gente los tiene claros, algunos los tienen apuntados en un plan de negocio, pero ¿Son útiles? ¿Se llevan a cabo? Para que los objetivos surtan efecto y los podamos combinar con las tareas que hemos identificado como más productivas debemos:

1. Determinar el objetivo de forma precisa y cuantificable dentro de algún área de su proyecto (de vida)

2. Escribirlo

3. Ponerle una fecha limite

4. Identificar los obstáculos que le impedirían llegar a él

5. Identificar los conocimientos, información y habilidades que necesita para conseguirlo (si no las tiene pues tendrá que buscarlas ¿no? ¡MUÉVASE!)

6. ¿Qué personas le pueden ayudar a llegar a su objetivo?

7. Haga una lista de todo lo que necesita para llegar a él, organícela en un plan que pueda seguir paso a paso, que le sirva como guía del primer al último paso hacia su
objetivo.

8. Compruebe qué tareas de las identificadas en el primer post sobre productividad ya hace, cuáles debe cambiar y cuáles debe implementar para alcanzar su objetivo

9. ¡Empiece por la primera tarea del primer día! Esta tarea debe ser la más productiva del día que le lleve al objetivo.

10. ¡DISCIPLÍNESE! ¡PATÉESE SU PROPIO C…!

11. Practique la VISUALIZACIÓN de su objetivo ya cumplido (sienta que ya está hecho)

12. Dirija su objetivo a un PROPÓSITO mayor en su vida

13. Tenga FE en sí mismo y en que lo conseguirá

14. ¡DISCIPLÍNESE! ¡PATÉESE SU PROPIO C…! ¡EMPIECE! Otra vez…

Ahí queda eso… sólo para los valientes…

    David Rodríguez
Twitter: @DavidrGEH
Gestión Empresarial Humana

Tags: , , , ,

Leave a Reply