En búsqueda del candidato perfecto (II)

RRHH_contratación_interna_externa

En el primer artículo de esta serie que dedicamos a la búsqueda del candidato perfecto en los procesos de contratación, hablamos sobre las fuentes de reclutamiento que tienen disponibles las empresas a la hora de buscar al candidato ideal para un puesto de trabajo. En este segundo artículo debatimos sobre las ventajas e inconvenientes de contar con candidatos externos e internos en el proceso de reclutamiento.

Candidatos externos

Incorporar una persona externa a la plantilla actual de la empresa implica generar nuevas ideas y planteamientos totalmente diferentes. Supone dar entrada a una nueva visión al departamento al que se incorpore ese nuevo profesional, tener en cuenta la opinión de una persona que no está viciado por una metodología de trabajo establecida y que puede aportar muchas mejoras. Una de las ventajas que presenta este modelo de contratación es que la empresa no tiene que soportar los costes de formación de sus empleados en determinadas áreas de conocimientos, siendo el nuevo empleado quien traslade ese conocimiento al resto de sus empleados.

En cuanto a los inconvenientes de esta modalidad, básicamente consisten en la adaptación del propio trabajador al nuevo entorno de trabajo y la adaptación del equipo actual de la empresa a ese nuevo trabajador. Desde que el candidato se incorpora a la empresa pasarán semanas, incluso algún mes, antes de convertirse en un empleado realmente productivo. Lo mismo pasa con la adaptación del resto del equipo, la actual plantilla debe aceptar la incorporación del nuevo trabajador, asumir que es un nuevo compañero que les puede aportar valor y acostumbrarse a su manera de ser y de trabajar.

Candidatos internos

En el caso de la elección de candidatos internos a través de promociones o transferencias de responsabilidades, las mayores ventajas son: Menor coste del proceso de reclutamiento, el candidato no tiene que afrontar la etapa de adaptación al entorno de trabajo (entendido este como aprendizaje de costumbres, políticas….) y supone cierto estado de motivación para toda la plantilla porque se da a entener que los profesionales tienen la oportunidad de hacer carrera profesional en la organización, hay oportunidades de crecimiento dentro de la empresa.

En cuanto a los inconvenientes, al contrario de lo que pasaba con la incorporación de candidatos externos, supone cerrar la puerta a nuevas ideas y fuentes de innovación, o la empresa apuesta por la formación de sus empleados o no se generará nuevas áreas de conocimientos. Por otro lado, si en la incorporación de candidatos externos hablábamos de que el equipo de trabajo debe adaptarse al nuevo trabajador, en este caso, los que hasta ahora han sido compañeros del candidato, ahora deben aceptarlo como su propio jefe, algo que puede ocasionar ciertos problemas.

Tags: , , , ,

Leave a Reply