H –El poder de una historia (Storytelling)

Techo_de_Altamira

Con la H en mi abecedario de las redes sociales para emprendedores y pymes, te hablaré del storytelling. Te daré algunas de las claves para construir una buena historia y te daré tres consejos concretos que puedes aplicar en tu negocio para dar los primeros pasos en el storytelling.

Erase una vez

Desde el inicio de los tiempos se han usado historias para conectar y comunicar entre humanos. Tenemos pruebas de ello en las cuevas de Altamira con sus pinturas rupestres de hace más de 13.000 años. Posteriores a estas, muchas de las religiones que conocemos a día de hoy son buenos ejemplos del poder de las historias para unir a las personas.

En el marketing, el storytelling tampoco es algo nuevo, pero es algo que cada vez tiene más importancia. Los productos y las empresas cada vez son más parecidas y las historias te pueden ayudar a conectar con tu cliente y así diferenciarte de las masas.

Mucho más que un cuento

El storytelling es todo un mundo con su metodología, sus profesionales y hasta carreras universitarias dedicadas a la arquitectura de las historias. Puede ser un proceso muy complejo analizar, diseñar, construir y finalmente contar una buena historia que conecte a la empresa con sus clientes. Así lo hacen las grandes marcas como Microsoft y CocaCola tanto a nivel interno como en su marketing hacia clientes y colaboradores.

Como pyme o emprendedor quizá no tienes presupuesto para algo tan sofisticado. Pero sí puedes incorporar elementos del storytelling a tu empresa sin grandes inversiones. A continuación te daré algunas de las claves. También te daré tres consejos concretos que te ayudarán a dar los primeros pasos.

¿Qué es una buena historia?

Este fin de semana tuve el placer de ver la conferencia “Storytelling no es marketing” por Eva Snijders del EBE Barcelona. Fue tan buena que me enteré por el eco que hizo en las redes sociales y lo vi cómodamente desde mi casa.

Tu puedes ver la conferencia también aquí:

Eva expuso cuestiones muy interesantes sobre lo que no es y lo que es el storytelling y transmitió algunos de las claves sobre la arquitectura de una buena historia. Según Snijders el storytelling es escuchar, es dialogar, es compartir y co-crear, es encontrarse, es dar sentido y sentir, y también es un arte que juega con lo claro y oscuro. Otra cosa que me gustó mucho fue su símil de una cebolla. Cuando miramos a una cebolla vemos su piel y hablamos de su color y otros características superficiales, pero lo más bonito de la cebolla está en su interior. Y así define su trabajo como storyteller: Hace visible lo invisible.

¿Cuál es tu cuento favorito y por qué?

En busca de respuestas hice también un experimento en mi página de experto en redes sociales. Pregunté a mis seguidores: ¿Cuál es tu cuento favorito y por qué?

Puedes ver las respuestas en Facebook aquí

Y las de Twitter aquí

Lo importante del experimento no fueron los cuentos sino el porqué. Todos menos uno indicaban que era su cuento favorito porque se sentían identificados con los cuentos. Directamente o indirectamente. La mayoría de ellos también indicaban diferentes sentimientos que les hacia sentir el cuento. No es una investigación científica, pero creo que es bastante seguro asumir que una buena historia es capaz de hacerte sentirte identificado y hacerte sentir. Eso además coincide con dos de las claves que Eva Snijders llama encontrarse y dar sentido.

Tres consejos para empezar con el storytelling

1 – Conoce a tu cliente

Para tener éxito en las redes sociales y también en el storytelling es fundamental definir bien tu público objetivo. ¿Quien es tu cliente? Si no sabes quien es, será imposible contarle una historia con la que se sienta identificado.

El error más común es pensar que tu cliente es todo el mundo. A todos nos gustaría eso, pero hay que ser realista. Además cuanto mejor conozcas a tu cliente, más valor podrás aportarle y mejores historias podrás contarle.

Define tu público objetivo y esfuérzate por escucharle y conocerle. Conoce sus historias, lo que le hace feliz, lo que le preocupa, lo que le importa, sus metas etc. Personalmente me ayuda personificarlo. He cogido prestado una figura de LEGO de mis hijos. Está en mi escritorio y lo miro cada vez que escribo, grabo un vídeo, preparo una conferencia y cuando hago preguntas a mis seguidores y clientes. Le conozco muy bien, porque ya llevo ya un año ayudándole y conociéndole un poco más cada día. Conozco su edad, sé donde vive, lo que le gusta, sus preocupaciones y muchos de sus retos con las redes sociales.

Conoce a tu cliente figura lego

2 – Cuenta tu historia

No se trata de contar la historia de como se fundó tu empresa. Tampoco se trata de crear una historia donde pretendes ser lo que no eres. Se trata de mirarse hacia dentro y encontrar los valores y la intención de la empresa, más allá que la económica. Que es lo que haces por tu cliente.

Por ejemplo si vendes zapatos para niños la intención de tu empresa podría ser cuidar de los pies de los pequeños. Y todo lo que hagas debe ser coherente con esa intención. Los valores así podrían incluir rechazo a trabajo infantil en el tercer mundo.

Con ese enfoque puedes contar un gran abanico de historias desde “detrás” del escenario sobre como las personas detrás de la marca reflejan esos valores y cómo llevan acabo la misión de la empresa. Si es auténtico y honesto este tipo de historias pueden crear transparencia y confianza.

Para seguir con el ejemplo de la zapatería, las historias podrían contar cómo se hacen esos zapatos, siendo transparentes de que ninguno procede de trabajo infantil.

3 – Pide a tu cliente que comparta sus historias

Las redes sociales son un medio ideal para compartir y dialogar con tus clientes y créeme que puedes aprender mucho de tus clientes.

Una técnica que funciona bien en las redes sociales es pedir a tu cliente que comparta sus experiencias con tus productos. Si no tienes costumbre de hablar con tus clientes puede ser difícil hacerles participar. En ese caso puedes celebrar un concurso para incentivar la participación con un premio a las mejores historias.

Por ejemplo, si tienes una agencia de viajes podrías pedir que compartan una foto junto con un relato o anécdota de sus mejores vacaciones.

De ahí te saldrán historias de tus clientes que pueden ser piezas de una historia más grande.

¿Usas storytelling para conectar con tus clientes?

Abecedario_Redes_Sociales

    Andreas Schou
Experto en redes sociales
Página en Facebook
Google +
Raquel G. Lara

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

One Response to “H –El poder de una historia (Storytelling)”

  1. La importancia de las personas en redes sociales | EmprendePymes Says:

    […] del escenario” para que te pueda conocer mejor. Es una buena historia, y cómo ya te conté en la H – El poder de una historia, las historias funcionan muy bien en las redes sociales y ayudan a tu cliente a establecer un […]

Leave a Reply