No caigas en la “Des-innovación”

Postit_innovacion

No parece que hoy en día el foco en las pequeñas empresas esté puesto en la innovación, más bien en todo lo contrario, la preocupación por la actual situación económica se traduce en reducciones de costes y la “des-innovación”. ¡Error! Si las pequeñas empresas no son capaces de ofrecer nuevo valor al mercado en forma de productos y servicios que satisfagan de una manera diferente las necesidades de los consumidores, serán una empresa más del montón, y ahí sí que hay mucha competencia.

Apostar por la innovación requiere un compromiso por parte de la dirección y de los propios empleados, es necesaria una planificación y fijar unos objetivos. La innovación requiere un esfuerzo en tiempo y coste, este esfuerzo se realiza para obtener posteriormente una rentabilidad, la innovación, sobre todo en las pequeñas empresas, debe ser rentable. En cuanto al tiempo, es indudable que el nivel de trabajo en las condiciones actuales de mercado, y más ahora en época estival, ha descendido. No nos acomodemos a hacer menos cosas de las que hacíamos antes en más tiempo, conservemos nuestra productividad y derivemos nuestro tiempo ocioso a innovar. Por otro lado, la innovación no tiene porque suponer un gasto, entendido este como una salida de dinero, en muchos casos se puede innovar con recursos internos de la empresa.

Desde la creación de pequeños grupos de trabajo, sesiones de brainstorming, disposición de un buzón de sugerencias, concursos de ideas entre los trabajadores o dar manga ancha a los empleados para que lideren pequeños proyectos internos. Analiza cómo se puede comenzar a innovar en tu empresa, con qué recursos podéis contar para ello y… ¡Manos a la obra!

Fuente Imagen: Pkndonostia

Tags: , , , ,

One Response to “No caigas en la “Des-innovación””

  1. César Says:

    Muy buen artículo. El problema es que para conseguir implementar “grupos de trabajo, sesiones de brainstorming, disposición de un buzón de sugerencias, concursos de ideas entre los trabajadores o dar manga ancha a los empleados para que lideren pequeños proyectos internos” hace falta alguien que recoja ese guante, y tecnología para organizarlo. Al final silicon valley es silicon valley porque los emprendedores de todo el mundo van allí… o montan sus empresas o reciben stock options (participaciones en la empresa sólo si se llega a cierto objetivo) y todos tiran de la innovación. En un país como España donde los jóvenes querían ser funcionarios y la educación les preparaba para trabajar por cuenta ajena en empresas grandes y los inmigrantes que han venido ha sido para trabajar sin cualificación, las opciones de que los empleados de las empresas sean proactivos son pocas. Eso no es obstáculo para que haya que seguir trabajando. Nuestros cocineros nos han demostrado que podemos ser los más innovadores del mundo. Desterremos de una vez el “que inventen ellos” de Unamuno. Innovemos nosotros! Sigamos innovando!

Leave a Reply