Posts Tagged ‘acos ingenieria’

Si eres emprendedor y quieres
que te apadrinen…

Viernes, mayo 4th, 2012

Emprendedores_apadrinamiento

Si estás en la etapa inicial de tu aventura emprendedora te recomendamos que acudas a los cursos y talleres que multitud de organismos como las cámaras de comercio, asociaciones de empresarios o cátedras de emprendedores ponen a disposición de nuevos emprendedores y pequeños empresarios. Incluso, si ya has creado tu empresa hace unos años, te animamos a apostar por la formación y el reciclaje en el conocimiento como una pieza esencial para mejorar los procesos y resultados en tu negocio.

En estos talleres no sólo se aprenden conceptos básicos y otros más actuales aplicables a la creación y dirección de empresas, una parte importante de los mismos se dedica a fomentar las relaciones entre los propios asistentes, que no son más que empresarios y emprendedores que pueden llegar a colaborar entre ellos para obtener un beneficio común.

La calidad de los contactos que se establecen en estos seminarios es muy buena, creando verdaderos círculos de emprendedores que prevalecen después de los cursos con reuniones mensuales en las que además de seguir alimentando la relación personal, se continúa generando networking por todas las partes. (más…)

Por las buenas…

Lunes, abril 2nd, 2012

…o por la malas. Frase que más de uno hemos escuchado en numerosas ocasiones cuando no nos queda más remedio que optar por la única solución posible. Bien podría ser el eslogan de esta crisis. O te adaptas o no saldrás de ésta.

No nos engañemos. La situación socioeconómica que estamos viviendo no va a pasar sola, como otras ocasiones. Nos va a obligar a cambiar mucho nuestra forma de ser, de comprar, de vivir, de gastar, de trabajar… Y el problema de este cambio obligado es que por más que nos consideremos muy cosmopolitas, globales y evolucionados, nuestra generación nunca ha tenido la necesidad hasta ahora de apretarse el cinturón ni de adaptarse a tiempos tan difíciles. Y eso es un grandísimo hándicap para nuestra “débil” (en estos menesteres) cultura mediterránea, acostumbrada a climas suaves y templados, tanto meteorológicos como económicos. Hemos crecido bajo el paraguas de las subvenciones y ayudas, los puestos fijos para toda la vida, las “cholloplazas” interinas, los negocios “pelotazo”, las hipotecas regaladas y los erasmus sabáticos. Y el problema no ha sido, bajo mi opinión, la existencia de todo ello. Nuestro error ha estado en creernos que todo eso era a fondo perdido y que iba a durar de por vida.

¿Para qué contener los gastos? ¿Para qué ahorrar? ¿Para qué invertir? ¿Para qué optimizar y controlar los costes? Ahora la respuesta es muy sencilla. Porque no queda más remedio. Pero no hace más de tres años pocos eran los que respondían activamente a esas preguntas. Y no digamos las empresas: cochazos de directivos, oficinas ostentosas, comidas que parecían bodas,… Eran años de opulencia, donde se ha invertido más sobre las marcas y la imagen que sobre la capacidad de producir más y mejor. Se ha primado el arte de epatar sobre la virtud de trabajar. Y ahora, cuando toca “pensar” en cómo mejorar nuestra productividad, nos falta el hábito. Normal.
Pero no nos queda otra… Pese a quien le pese, las nuevas empresas tenemos la obligación de acostumbrarnos a pensar y a buscar fórmulas de eficiencia. Y no lo digo yo, lo dice el mercado, que en esto de las empresas es el que manda y el que va marcando las reglas. Debemos ser críticos con nuestros métodos, nuestras estructuras, nuestras organizaciones, nuestras apreciaciones… porque es la única manera de evolucionar. Pensar que las cosas van a seguir siendo como antes significa condenarte al fracaso. Creer que las nuevas empresas van a ser como las de antaño es un error.

Como diría mi amiga Teresa Falls, yo ya he elegido. Y he querido elegir “por las buenas”. Trabajando por el cambio en uno de los sectores más hundidos y estigmatizados del momento, el de la construcción, donde llevo trabajando desde hace ya más de doce años. Y porque, aunque a algunos le raye las tripas lo que voy a decir, sería engañarnos a nosotros mismos no reconocer que en este sector hemos pecado en exceso de ir “al bulto”, olvidándonos de que Ingeniero viene de “ingenio”; porque todo se vendía, todo lo podía asumir el mercado…El futuro, sin embargo, el que tenemos frente a nuestros ojos y que nos está llegando “por las buenas o por las malas”, estará ineludiblemente en manos de aquellas empresas que consigan ser más eficientes, más productivas y más resilientes, como está ocurriendo ya en otros países.

También he elegido seguir demostrando que, en la construcción, como en otros muchos sectores, hay mucho por inventar y por optimizar. Aquí no está todo dicho. Además, he elegido pasar a la acción, emprender, poner en práctica mis ideas, romper moldes y “molestar” a los inmovilistas, creyendo firmemente en que las cosas sólo se pueden mejorar con trabajo, empeño, arrojo y dedicación. Y con esa filosofía y modo de ver las cosas me lancé hace ya unos meses al universo emprendedor, creando ACOS, Ingeniería de Gestión, S.L., una Consultora especializada en Construction Management (Gestión Integrada de proyectos de Construcción y Equipamiento), desde donde asistimos y asesoramos a inversores y a empresas en sus proyectos de construcción y equipamiento para su implantación, puesta en valor o ampliación de sus inmuebles. Una apuesta por la racionalización, el análisis y la eficiencia. Una apuesta por el futuro.

Y aunque pueda parecer lo contrario, lo que nos queda por hacer es mucho más sencillo de lo que creemos: simplemente, nos toca pensar.

    Domingo Cabello Neila
Director Gerente Acos Ingeniería de Gestión
Página de Facebook