Posts Tagged ‘Emprender es Aprender’

Emprender es Aprender VII: Productividad (Parte II)

Martes, julio 10th, 2012

Productividad_superacion

Hace dos semanas veíamos cómo ser más productivos, y organizar mejor nuestro tiempo y tareas, pero ¿Qué pasa si los resultados siguen sin llegar? ¡Ajá! Pregúntese:

– ¿Estoy haciendo las tareas más productivas? Es decir, ¿estoy superando el estrés y la postergación y de verdad me estoy comprometiendo con mi negocio? Es muy importante afrontar las tareas de forma positiva y con flexibilidad.

– ¿Estoy haciendo lo mejor que podría estas tareas o necesito formarme? Podemos tener muy buenas intenciones, pero hay cosas que tenemos que saber si queremos realizar ciertas tareas, como vender, llevar la contabilidad o tratar con las personas.

– ¿Necesito incluir nuevas tareas? Quizá tengamos que replantearnos nuestra acción, pararnos y evaluar lo que estamos haciendo para poder mejorar, aprender y continuar.

– Y la más importante, ¿Tengo claros mis objetivos? Mucha gente los tiene claros, algunos los tienen apuntados en un plan de negocio, pero ¿Son útiles? ¿Se llevan a cabo? Para que los objetivos surtan efecto y los podamos combinar con las tareas que hemos identificado como más productivas debemos: (más…)

Emprender es Aprender VII: Productividad (Parte I)

Jueves, junio 14th, 2012

Productividad_emprendedor

Una de las cosas que a veces decimos los emprendedores es “no tengo tiempo” o pensamos (craso error) “no me llega el tiempo para todo” o “no alcanzo a `hacer´ todo lo que `necesito hacer´” (Mírese donde se han puesto las comillas).

Esto genera mucho estrés por dos motivos, el primero por no lograr hacer todo eso que se quiere hacer y porque, en la mayoría de los casos, esos quehaceres no se traducen en resultados tangibles, siendo el estrés mayor, cuantos más resultados esperamos y no conseguimos. (más…)

Emprender es Aprender VI… ¡Vender o no Vender, Esa es la cuestión!

Lunes, mayo 28th, 2012

– Buenos Días, podría hablar con… // No nos interesa
– Buenos días, me pasa con… // No está…
– Buenos días, puedo hablar con… // Está reunido…

Si copiamos y pegamos estas psicofonías de la labor comercial unas 500 veces tenemos la ardua vida del emprendedor encargado de Vender… es decir, de todos los emprendedores. En alguno de mis post anteriores dije que las dos patas de la empresa, a mi juicio, básicas son las finanzas y las ventas (entendidas como cualquier acción que haga que la empresa desarrolle su actividad cobrando, o no, con el objetivo de hacerla crecer) por ello una de las misiones del emprendedor es saber vender su producto de forma eficaz, ¿Cómo? (más…)

Emprender es aprender (V):
En Galicia siempre llueve…

Jueves, mayo 10th, 2012

sin_dinero_emprendedor

Todos podemos recordar a los hombres del tiempo, desde tiempos inmemoriales, diciendo eso de “Chubascos en Galicia”…”lluvia en Galicia” y “fuertes tormentas en Galicia”… pero la verdad que en el pueblo de mi madre, en Galicia (lo habríais adivinado) hacia y hace, un sol de justicia, 40 grados a la sombra y todo bien seco y de color amarillo.

¿Y qué tiene que ver esto con las pymes, los emprendedores y aprender?

Desde siempre, o quizá no tanto, se dice que los emprendedores y las pymes son el futuro, ya que constituyen el mayor porcentaje del tejido empresarial de España. Hemos oído lo importante de impulsar políticas para el emprendimiento, de dotar de líneas de financiación a las pymes, de apoyar toda idea innovadora y en definitiva tener en “palmitas” a los valientes que se atreven a poner en marcha una idea de negocio y que a veces (bastantes veces) pierden “hasta los calzoncillos” sacando el negocio adelante… es decir “siempre llueve en Galicia” pero Galicia está más seca y tiesa que la mojama… (más…)

Emprender es Aprender (IV):
Pulgada a Pulgada

Jueves, abril 26th, 2012

camino del emprendedor

Hace ya dos semanas, en mi post anterior, inicié un círculo que se cierra hoy. El circulo entre la formación del ser y del hacer, tratada esta última a través de estas líneas.

Cuando nos enfrentamos a la tarea de ser emprendedor, nos enfrentamos a una hoja en blanco, de la que nosotros somos responsables y en la cual nadie nos dirá que debemos poner o no, que debemos hacer en cada momento o no… recuerde, ya no tenemos jefe…

Este abismo parece insalvable el primer día que uno inicia su actividad y se pregunta, – Bueno, y ahora ¿Qué hago? ¿Por dónde empiezo? – e, incluso aunque tenga un bonito plan de empresa, tendrá que encontrar la punta del hilo para empezar a desgranar la madeja.

Y me preguntará, espero, ¿y qué hiciste tú? Pues, después de algún revés, hice:

Bases de contactos: Ponga juntitos a todas las personas, empresas o contactos que puedan ser susceptibles de querer o comprar su producto / servicio, es decir HAGA UNA BASE DE CONTACTOS, si sabe a quién se quiere dirigir, sabrá cómo hacerlo… pregúntese ¿Cómo voy a llegar al público? Llámeles, contacte en Linked IN, Twitter, Facebook, que se enteren de lo que hace, ¡PROMOCIÓNESE! ¡VENDA! (más…)

El mayor guerrero es aquel
que se conquista a sí mismo

Jueves, abril 12th, 2012

En mis post anteriores he desgranado la importancia que para el emprendedor tiene el aprendizaje que realiza a la vez que pone en marcha su empresa. Vimos que había aprendizaje del ser y del hacer y cómo se podía ir puliendo cada uno de ellos con diferentes perspectivas y herramientas.

Hoy me gustaría poner la bala en alguno de los aspectos cotidianos del aprendizaje del ser que todo emprendedor debe afrontar y que espero que sean de ayuda.

Horario laboral: Imagínese cuando trabajaba “para otros”. Se levantaba, se aseaba, y miraba repetidas veces el reloj para ponerse en marcha y pensaba “no quiero llegar tarde, mi jefe me va a matar”. Resulta con el tiempo que usted decide convertirse en emprendedor y ¡gran sorpresa! Se convierte en su propio jefe, con lo que, a usted mismo, no se va a echar la bronca, y, además, como nos ha pasado a muchos, trabaja en casa, con lo que las prisas desaparecen, las presiones desaparecen y uno termina poniéndose a trabaja a la hora del aperitivo. Lección: SEA DISCIPLINADO con su horario, si lo hacía por otros, ¿Por qué no por usted?

Adiós, Ingreso fijo, Adiós: Vuelva a imaginar, se ponía enfermo, llamaba a la empresa y su sueldo fijo estaba a fin de mes esperándole. Llegaba al trabajo y, trabajara o no, su sueldo fijo estaba esperándole… ¿y ahora? El emprendimiento suena a color de rosa al principio, pero luego hay que ponerse a trabajar, y, a veces, por mucho que se trabaje, se tarda en ver el resultado y uno se desespera porque ya no está la seguridad del ingreso fijo, y aunque tenga colchón el colchón se acaba. Lección: SEA PERSISTENTE y dele a su negocio por lo menos dos años para que empiece a funcionar.

Crea en usted: Lo de antes nos lleva a que cuando los resultados no llegaban en su anterior empresa, como esa entelequia quedaba tan lejos, usted seguía siendo la misma persona estupenda que dormía como un lirón por las noches, pero ahora ¡Ja¡ ¡ja! Si las cosas no salen como usted quiere empieza a poner en tela de juicio su valía (si aun no lo ha hecho, ya le tocara) ¡no lo haga! Lección: SEA FUERTE, crea en usted y en su empresa aunque no vea los resultados, estos siempre llegan.

San Agustín: No le voy a pedir que se ponga a rezar por su empresa, aunque unas dosis de fe no vienen mal, sino lo siguiente. Si cuando trabaja “para otros” se traía los problemas del trabajo a casa, ahora la casa, los problemas de la casa, la empresa, los problemas de la empresa y las alegrías se mueven en su cabeza como en una coctelera. ¡Separe! Una cosa es la familia y otra el trabajo, no deje que las cosas (sobre todo las negativas) afecten ambos mundos. SEA COMO SAN AGUSTÍN, que tenía el don de estar en dos sitios a la vez.

Si usted es disciplinado, persistente, fuerte y separa ambos mundos, con dosis de “hacer” que veremos en el próximo post, estará en el camino del éxito.

Fuente Imagen | Dance Box

    David Rodríguez
Twitter: @DavidrGEH
Gestión Empresarial Humana

Emprender es Aprender: Plan de
(auto)formación para emprendedores

Viernes, marzo 16th, 2012

En mi post anterior, #EmprenderEsAprender, hablaba sobre el aprendizaje que el emprendedor realiza a medida que su idea de negocio se va desarrollando hasta convertirse en una empresa real y entra en la carrera por hacerse un hueco en el mercado.

Estos aprendizajes, se canalizan a través de amigos, otros emprendedores, el día a día, cursos, información de la administración y un largo etcétera, formando un canal múltiple de información que, en la mayoría de los casos, no es fácil de gestionar, para que nos quede alguna información “en limpio” de las experiencias que vivimos todos los días al “levantar el negocio”

Para poder exprimir al máximo toda esta información que nos llega, el emprendedor debe contar con un plan de formación propio, que gestione estos aprendizajes y que vaya conformando su “Ser” y su “Hacer” hacia el éxito de la empresa que ha puesto en marcha.

Por eso vamos a dar unas ideas de cómo poder hacerlo y quien quiera aportar más, puede comentar o utilizar el hashtag de Twitter que hemos abierto. (#EmprenderEsAprender)

La primera cuestión es la forma de Aprender. Todos tenemos nuestra forma de aprender, y esta marca como vamos a extraer de la experiencia diaria la información valiosa para utilizar en el futuro y aprender de los errores cometidos. Nuestro “ser” aprende como enfrentarse a los problemas, como reaccionar ante una situación o como motivarnos o animarnos ante los baches que todos hemos tenido al emprender. La pregunta clave es ¿Qué puedo o tengo que aprender de esta situación? ¿Cómo lo he aprendido? Para responderla lo mejor es tener un cuaderno donde apuntemos todos los días que hemos aprendido de las situaciones determinadas, analicemos como hemos actuado y cómo podríamos haber actuado mejor, para que la próxima vez que nos pase, nuestro “Ser” sepa que hacer para nuestro éxito y beneficio. Ya estamos gestionando nuestro conocimiento emprendedor, así de fácil. Y, poco a poco, iremos viendo como aprendemos, y, si queremos, lo podremos mejorar.

Podemos asistir a sesiones de crecimiento personal, tener un coach o ir a la librería más cercana y hacernos con una biblioteca de formación del #Seremprendedor, mi recomendación: “Piense y hágase rico” de Napoleon Hill.

La forma de aprender influye en el aprendizaje del “Hacer”, que como vimos puede centrarse en dos áreas: Finanzas y Ventas (como dijimos, en sentido amplio). Influye a la hora de cómo se nos presenta la información para que nuestro cerebro la procese mejor y aprenda más rápido. Si nosotros la conocemos, podemos adecuar cualquier información de estas dos áreas a nuestro “Ser” para mejorar nuestro “Hacer”.

En Finanzas o Ventas, existen en el mercado múltiples cursos de “Finanzas para no financieros” o “Finanzas para pymes/emprendedores”; “Ventas para pymes” “Emprendedores Vendedores”. Realizar un curso de formación o estudiar algún manual es un comienzo muy satisfactorio, dedicándole una parte de nuestro horario laboral, en torno a 1 o 2 horas a diario. Todos los días veo mi “Sistema de actualización” y me entero de nuevos conceptos, formas de hacer las cosas y de tener éxito en mi negocio.
Los cursos de formación pueden ser gratuitos (Asociaciones Sindicales o de empresarios de la comunidad autónoma o provincia tienes planes de formación para autónomos) o de pago en cualquier institución, y orientados al tipo de negocio que tenemos, habrá que buscar e informarse, ver el programa, indagar sobre el formador y sobre la institución antes de decidir.

Lo más importante es seguir este refrán: “Vacía tu bolsillo en tu cabeza, que tu cabeza llenará tu bolsillo”. Ánimo y a emprender, aprendiendo y a aprender ¡emprendiendo!.

Fuente Imagen | Emprenderalia

    David Rodríguez
Twitter: @DavidrGEH
Gestión Empresarial Humana

Emprender es aprender

Jueves, marzo 1st, 2012

Emprender es aprender. Aprender a no tener jefe, a superarse uno mismo, a ver las cosas desde muchos ángulos distintos, a afrontar problemas, a entusiasmarse con los éxitos y a crecer todos los días siendo un poco más sabio y quizá menos necio.

El emprendedor aprende de los errores, de otros emprendedores, de los aciertos, de los clientes, de la competencia y está en constante formación, que, en muchos casos, es autodidacta, porque a nadie le enseñan a ser emprendedor en la escuela, instituto o universidad; tienes una idea de negocio y no sabes cómo, te lanzan al ruedo como si lo único que llevarás puesto fuesen unas zapatillas y un mono de color rojo.

El emprendedor aprende de forma más informal que formal, que se deja de lado ante el empuje inicial y el deseo de “sacar al negocio adelante”, encontrar clientes, vender proyectos y hacer que el negocio crezca.

Este aprendizaje tiene un síntoma esencial, la frase “¡Eso no me lo habían contado!” que todos hemos dicho en algún momento al aprender algo, a veces esencial, que no habíamos tenido en cuenta por puro desconocimiento.

Ese es otro aprendizaje formal, que dejamos “para más adelante” o para “cuando hay tiempo” es muy importante, ya que de él puede depender la supervivencia del emprendedor y su negocio.

Este aprendizaje debe ser del “Ser” y del “hacer”. El “Ser” se va conformando todos los días, en los cambios de mentalidad, el pasar de ser empleado a jefe o a no tenerlo, a ver las cosas de otra manera que nos hace ser personas distintas.

El hacer debe basarse, según mi experiencia, en dos cuestiones básicas de todo negocio como son, las ventas (entendidas en sentido amplio) y las finanzas y correcta gestión de los flujos de efectivo del negocio del emprendedor.

Para poder alcanzar los conocimientos necesarios en estas áreas el emprendedor debe ser un “aprendedor” para toda la vida, y tener siempre en su cabeza eso de “vacía tu bolsillo en tu mente y tu mente llenará tu bolsillo”.

La asistencia a seminarios, cursos, lectura de libros, y todo aprendizaje y formación adicional que el emprendedor ponga a su propia disposición aumentarán su tasa de éxito, y si bien a veces no hace falta invertir dinero, si que debemos invertir tiempo, al menos, en formarnos y prepararnos para la tarea de aprender algo de todo y de todos.

Para ello contamos con múltiples asociaciones, planes de formación estatales y europeos, solo hay que buscar aquello que se necesita, habiendo identificado que se necesita y ponernos a la tarea, el resto dependerá solo de nosotros.

Emprender es aprender.

David Rodríguez
Gestión Empresarial Humana
www.gestionempresarialhumana.com